5 feb. 2013

El código secreto de la Biblia

¡Buenos días! Hoy os dejo con un artículo que apareció hace un tiempo en el blog Xataka Ciencia. Lo ampliamos un poco aquí.

¡Espero que os guste!



Somos bastante reacios a creer según qué cosas y más si no tienen base científica, quizás tengamos dudas sobre el código secreto de la Biblia. Según las informaciones obtenidas, la Biblia es un gran crucigrama, que está codificado de principio a fin.
Fueron unos matemáticos israelíes quienes descubrieron este código en el texto hebreo del antiguo testamento, el original, o sea que no valen las Biblias ya traducidas para descifrar este código.
Quien primeramente intuyó que había un código en las escrituras hebreas fue el rabino Weissmandel, hace ya unos 50 años, pero quien lo descubrió fue el experto mundial en el modelo matemático del que se basa la física cuántica, Eliyahu Rips. Para terminar de completar el modelo matemático que descifraría el código, intervino además el físico israelí Doron Witztum.

Claro, que podría tratarse de una patraña, pero numerosas instituciones científicas avalan este descubrimiento, al cual han sometido a diversos análisis por numerosos expertos. Estos expertos han aceptado categóricamente la existencia del código, llegando a decir que ni los ordenadores más avanzados de nuestro planeta trabajando en conjunto, podrían obtener un texto codificado de esa manera.

Gracias al descifrado del código, han averiguado que en las páginas de los manuscritos está escrita prácticamente toda la historia de la humanidad con los hechos más relevantes que han acontecido, acontecen y acontecerán. En el vínculo, se hablan de los supuestos desastres que asolarán inminentemente a la Tierra y dado que la información sobre el pasado es fehaciente por parte de sus fieles, no dudan en que tales hechos ocurrirán.

La otra cara de la moneda es que numerosos científicos también demuestran que en cualquier libro se pueden hallar coincidencias como las que acontecen en la Biblia, y digo coincidencias porque eso es lo que ellos dicen. Aplican de igual modo el código a cualquier libro y encuentran también numerosas coincidencias.
En este otro enlace podéis encontrar aun más información.

Todo viene de la Cábala, esa disciplina mística judía que intenta encontrar mensajes ocultos, mágicos, en los textos bíblicos. ¿Qué hay de verdad en todo esto? Pues, supongo que como en todo, algo cierto tiene. Es probable que los escritores originales quisieran pasar mensajes codificados a sus adeptos. Pero de ahí a adivinar el futuro hay un gran trecho.

¿Qué opináis?